Cookies

En más de una ocasión te habrás encontrado ante un aviso que te notifica que el sitio web que estás navegando usa Cookies. Y, probablemente, como muchos de nosotros, le has dado click al botón de “acepto” u “ok” sin tener idea de qué son estas cookies.

 

¿Qué son exactamente?

La palabra, en inglés, literalmente significa galleta, pero, en el contexto de la informática, se usa para referirse a datos que los sitios web brindan a tu explorador y que este almacena. Más específicamente, son los servidores que alojan las páginas web que navegas los que envían información, y quien recibe y guarda es tu explorador.

 

¿Cuál es la finalidad de las cookies?

Conservar la información que te interesa a ti de ese sitio. Esto se puede explicar con un ejemplo muy sencillo: cuando haces una compra online el navegador registra con qué productos llenaste tu carrito.

Optimizar el funcionamiento seguro de las paginas web. (Guardando tus autenticaciones en ella).

Identificar tus experiencias. (Para que te sea fácil volver a la sección del sitio web donde quedaste).

Recopilar datos para obtener estadísticas.

En cada caso particular, las cookies son aplicadas para personalizar y optimizar tu paso por el sitio web que estás visitando. Imagina que las páginas web no poseen la capacidad de recordar, por lo que las cookies cumplen la tarea de ayudar a su memoria, explicándole cuál es tu idioma preferido, tus datos de autenticación, e incluso tus gustos, para que puedas recorrer un sitio más rápido y yendo directamente a lo que te interesa.

 

¿Las cookies me roban información? ¿son virus?

No. Las cookies contienen información que se registra en el navegador como un consumidor anónimo. Además, siempre que lo desees puedes desactivarlas en uno o todos los sitios web y borrarlas de tu explorador. Aunque, ten en cuenta que si haces esto tu experiencia en los sitios web que habitualmente visitas será distinta.

El objetivo de las cookies es optimizar tu uso como consumidor, por lo que siempre que las desactives o borres lo que haces es eliminar tus gustos y preferencias de la “memoria” del sitio.

De hecho, las cookies pueden jugar un rol favorable en lo que respecta a seguridad del sitio web, protegiendolo a él y sus usuarios de ataques.

Además, recopilan datos estadísticos y se involucran en la elección de publicidad que realiza un sitio para ti, de modo que los productos que veas serán probablemente los que más se ajusten a tus necesidades.

 

Hay distintos tipos de cookies. ¿Para qué sirven y cuáles son?

Las cookies de sesión solo duran mientras estás navegando la página.

Las cookies permanentes desaparecen de dos maneras: una es cuando cumplen su objetivo, por ejemplo, cuando el usuario usa una tienda online, y otra es cuando se las borra de forma manual.

También está el caso de las cookies que no son propias. A tu computador llegan dos tipos, las de la web que estás explorando y las de terceros. Pero no significa que sean una amenaza. Estas pueden provenir de Facebook o otras web de social media en las que haces click al navegar esta página. Y a los datos de este último tipo de cookies esta web no puede acceder.

Las cookies que recibirá tu ordenador al usar este sitio web son:
Datos publicitarios. Ayudan a manejar de la forma más óptima los datos que de cada usuario para escoger la publicidad que le interesa y que se acomoda a sus intereses.
Datos técnicos. La información que usa el sitio para contactarse con los individuos que navegan en él. Puede ser a través de su propio sitio o con cookies que envían algunas redes sociales con la información de sus propios accesos.
Datos analíticos. Dura solo unas horas y mientras el consumidor navegue el sitio. Sirve para saber quién es el usuario. Se extrar esta información a través de herramientas de análisis de datos de Google.

 

¿Cómo desactivo las cookies de mi explorador?

Si, una vez que conoces bien de qué se tratan las cookies, decides desactivarlas para algunas páginas web, a continuación vamos a explicarte cómo hacerlo de acuerdo a tu navegador:

 

Google Chrome

En el extremo derecho superior de la ventana de tu navegador encontrarás tres puntos que abren las opciones para “Personalizar y controlar Chrome”. De esa lista, haz click en “Configuración” y luego en “Mostrar configuración avanzada”. Ahora ve al apartado “Privacidad” y haz click en “Configuración de contenido”. Verás que se abre una nueva ventana donde puedes acceder a todas tus preferencias de uso de cookies en tu explorador.

 

Firefox

Ve a “Herramientas” y escoge “Opciones”. Luego haz click en “Privacidad”, después en “Historial” y en “Configuración personalizada”

Internet explorer

Dentro de la barra de menú haz click en “Herramientas”, luego en “Opciones de Internet”, “Privacidad” y, por último, “Configuración”.

 

Safari

En “Preferencias” elige “Seguridad”.

¿La política de cookies puede ser actualizada?

Sí. Las empresas pueden modificarla en cualquier momento según lo estipulen las leyes o reglamentaciones. Si deseas mantenerte actualizado ante cualquier modificación te sugerimos que ingreses esporádicamente a esta página del sitio.

Aun así, si se presentara una modificación drástica en la política de cookies te informaremos vía email o publicándolo aquí.